Proyectos

No había a dónde ir sino a todas partes

 «No había a dónde ir sino a todas partes, así que sigue rodando bajo las estrellas»
Jack Kerouac

¿Es posible percibir a Estados Unidos sin el viaje por carretera?

El viaje por carretera es verdaderamente significativo en la cultura estadounidense. El deseo de viajar de manera independiente es una pieza insondable de la forma en que el país se entiende a sí mismo. Es la importancia de detener el tiempo en los espacios. Es el encuentro del yo con lo otro, del presente con el pasado, de la belleza con la consternación. Es cuando el mundo deja de ser inmensamente ancho y sus calamidades ajenas. Es mirar por la ventana, percibir esos pequeños eventos. Es ver el mundo pasar, reconocerlo en fracciones de segundo ­–aún sabiendo que lo percibido no hay manera de repetirlo–. Un testimonio de lo visto en la carretera. Un mundo entero que aparece como un cuadro vivo que despliega a la mirada sus tesoros, curiosidades e infortunios

¿Está nuestro camino prefijado o tenemos que encontrar brújula y rumbo?